Un coach deportivo es el encargado de acompañar al deportista amateur, profesional o a los profesionales de su entorno en el desarrollo tanto individual como colectivo.

  • Aumenta la confianza en sí mismo
  • Superar la ansiedad pre competitiva
  • Controlar las emociones
  • Superar tus dudas y miedos como entrenador o deportista y así conseguir conductas efectivas
  • Establecer metas personales y profesionales
  • Trabajar la ambición, superación y liderazgo
  • Desarrollar tu talento como deportista o entrenador
  • Mejorar tu comunicación contigo mismo con los demás
  • Crear un equipo y trabajar la cohesión
  • Mejorar la concentración
  • Tener mayor conciencia de la vida y poder disfrutar de ella en cada momento

Se trabajan las formas para mejorar el rendimiento deportivo, problemas concretos o adquisición de herramientas para gestionar mejor tus habilidades, a través de charlas, formación o sesiones individuales.

  • Deporte base: En esta etapa nos centramos en la educación en valores. Siendo necesario el trabajo con sus padres y técnicos para que se cree un ambiente adecuado donde predominen estas virtudes que les acompañarán a lo largo de la vida en todos sus ámbitos. Teniendo como principal objetivo la diversión a través del deporte, (indispensable para aprender y formar a nuestros pequeños) y disminuir la presión que se puede generar en los primeros procesos competitivos.
  • Padres: Trabajo individual o en el club. Sesibilización de la importancia de su conducta en el deporte y la transmisión de valores en nuestros niños, así como de promover un entorno sano que favorezca el desarrollo integral.
  • Deporte de alto rendimiento: Los deportistas en esta fase no siempre están preparados psicológicamente para afrontar todas las exigencias que requiere este momento. Necesitamos trabajar todas las variables mentales que pueden afectarle para aumentr su rendimiento.
  • Deportistas lesionados: Una lesión puede provocar en el deportista consecuencias negativas, no solamente en su movilidad, sino también en su cabeza. Puede necesitar ayuda para asimilarla, reconocerla y participar en su recuperación para que sea más rápida y eficaz.
  • Arbitraje: Los árbitros están sometidos a una gran presión psicológica y necesitan estrategias para manejar estas variables y que le afecten lo menos posible en su rendimiento profesional.
  • Clubes deportivos: Su puede trabajar directamente con el club. Apoyado por todas las instituciones de este y fomentando la práctica deportiva, el disfrute, la adquisición de valores, la creación de un buen ambiente entre todos y mejorar el rendimiento de todas las partes de este.
  • Entrenadores/Técnicos: Formación, asesoramiento y orientación en una gestión del equipo más eficaz. Trabajar herramientas que le permitan al entrenador mejorar las respuestas del equipo.
  • Proceso de retirada del deportista: Momento importante para el deportista y duro psicológocamente en el que necesitan apoyo en muchas ocasiones para reconducir su vida.