Cada día estoy más enganchada a esto de la gamificación y me gustaría compartir con todos vosotros las actividades que voy realizando en clase.

Me gustaría empezar con un cambio de pensamiento con una reflexión que he hecho durante este tiempo que llevo conociendo el juego como aprendizaje… ¿por qué todos los juegos que hacemos en clase compiten? Un grupo contra otro, el primero que, el mejor que… Los niños están acostumbrados a esto, pero ¿sabemos hacerlo de otra manera? A mi por lo menos me ha costado mucho salir de esa rutina y generar actividades sin competir, aunque no siempre se tienen que eliminar del todo. Los niños también quieren competir, sobre todo los que suelen ser buenos, quieren saber notas y si han ganado, además de que a muchos les gusta ser reforzados, poco a poco veremos actividades de todo tipo, pero me gustaría empezar con esta.

Objetivo: aprender a escribir las palabras de la unidad en inglés.

¿Qué tienen que hacer?

Hacemos letras o las hacen ellos mismos en papelitos, luego las podremos plastificar para que nos duren muchas veces.

Tendrán que formar las palabras de la unidad, pero os voy a contar cómo lo he hecho y cómo he ido solventando problemas que me he encontrado.

– Empieza por equipos (no más de 3-4 para que todos participen), así conseguiremos que se vayan sintiendo seguros y vayan viendo escritas las palabras, entre ellos se dirán si falta una h, si va una a o una u… Podrá haber uno que pone las letras y otros que se las dan o pueden ponerlas entre todos (se suele poner el que no se lo sabe y se deja llevar o el que se las sabe todas y los demás hacen poco) de momento no nos importa, queremos que vayan viendo las letras con las que se forman, lo que necesitan.

– Si se ha puesto uno poniendo las letras, ve cambiando a la persona, o deja que todos vayan poniéndolas, tú como profesor tienes que guiar el juego según veas cómo se organizan, pero fíjate que todos hagan algo.

– Según vayan acostumbrándose al juego, si ves que hablan en español promueve que digan las letras en inglés, si no se las saben no pueden hablar (así estarán en silencio y más concentrados).

– Al principio no hagas competición, promueve que terminen la palabra y que aprendan tranquilamente, a su ritmo, que disfruten de esta fase terminando lo que empiecen, no siempre se tiene que competir por ser el más rápido y/o el que mejor lo hace. Cuando ya hayan pasado esta fase y se las sepan será cuando puedas meter el factor rapidez o competición. Ahora debatirán por si una palabra es más larga que la otra,… siempre se quejan si alguna es más fácil o más difícil, pero entra dentro del juego.

– Podremos ponerles las fichas lejos y que tengan que ir cogiéndolas de una en una.

– Hacer que formen todas las palabras por grupos para que no se quejen de que hay fáciles y difíciles (además así podemos trabajar la organización del grupo, dejarles que lo hagan como quieran, que se organicen, que piensen cuál es la mejor técnica para su equipo, ¿cogemos todas las letras y vamos a formarla? ¿vamos todos a la vez? ¿cogemos una letra y nos vamos?… déjales que prueben, que se equivoquen, que vean tácticas de los demás,… fíjate en todos los detalles, verás cuanta información te da de los chicos).

¡¡Y mil y una opciones que se nos pueden ocurrir!!

Observa a tus chicos, disfruta, cambia, sé creativo y maneja cada situación para que puedas ir abordando dificultades que te puedes ir encontrando y recuerda que si el juego no funciona algo no estaba bien organizado, revisa y sigue probando.IMG_4272

Si se te ocurren más variantes puedes compartirlas con nosotros. Tu experiencia nos hace crecer a todos.

Enséñales a cumplir objetivos simplemente por el afán por aprender y mejorar ellos mismos.